Como evitar pandeo o deformaciones en tus impresiones 3D

Cuando imprimes modelos grandes, puedes notar que, aunque las primeras capas de la impresión se han adherido con éxito a la superficie, la pieza comienza a deformarse y a despegarse de la cama más tarde. Este fenómeno puede ser tan severo que desprende el modelo de la cama y puede hacer que falle toda la impresión. Este comportamiento es especialmente común cuando se imprimen piezas muy grandes o largas con materiales de alta temperatura, como el ABS.

 

La principal causa de este problema es el hecho de que el plástico tiende a encogerse cuando se enfría. Por ejemplo, si imprimes una pieza de ABS a una temperatura de 230°C y luego se enfría a temperatura ambiente, se encogerá casi un 1,5%. Para muchas piezas grandes, esto puede corresponder a varios milímetros de contracción. A medida que avanza la impresión, cada capa sucesiva se deformará un poco hasta que toda la parte se enrosca y se separa de la base. Este puede ser un problema difícil de resolver, afortunadamente en este blog tenemos algunas sugerencias útiles para evitarlo.

Soluciones básicas

 

Usa una cama con calefacción

La mayoría de las impresoras 3D están equipadas con una cama de calentamiento, que puede ayudar a mantener caliente la capa inferior de la pieza durante todo el proceso de impresión. Para materiales como ABS, la temperatura de la base generalmente se establece en 100-120°C, lo que reducirá en gran medida la cantidad de contracción plástica en estas capas.

 

Para ajustar la temperatura de la cama caliente, debes modificar los parámetros en el software laminador o Slicer. Generalmente encuentras esta opción en el menú de filamento y allí podrás ingresar la temperatura de la cama para la primera capa y de la impresión y de la segunda hacia arriba.

 

Desactiva el ventilador de enfriamiento de capa

A estas alturas, es posible que te hayas dado cuenta que el enfriamiento puede ser un problema en materiales que tienden a deformarse. Por lo tanto, al imprimir con materiales como ABS, es recomendable desactivar completamente el ventilador de enfriamiento de capa. Esto permite que toda la pieza se mantenga caliente durante mucho tiempo, lo que aumenta las posibilidades de éxito. Puedes verificar la configuración de la velocidad del ventilador haciendo clic en la pestaña “Enfriamiento” de la configuración del proceso en el software laminador o Slicer.

 

Cabina de calefacción

Aunque una cama caliente puede mantener la temperatura de la capa inferior de la pieza, una vez que imprimas objetos cada vez más altos, puede resultar difícil evitar que la capa superior de la pieza se deforme. En este caso, puede resultar útil colocar la impresora en un gabinete que pueda ayudar a regular la temperatura de todo el volumen de fabricación. Por esta razón, es posible que algunas máquinas ya incluyen una carcasa. Si tu máquina incluye una carcasa, asegúrate de mantener la puerta cerrada durante la impresión para mantener la temperatura al interior, especialmente para piezas fabricadas en ABS.

 

Borde y balsa

Si has probado todas las otras sugerencias, pero tus piezas aún se curvan, también puedes intentar incluir un borde o una balsa en sus impresiones. Estas características ayudarán a mantener los bordes adheridos y pueden reducir la deformación, ya que generalmente tienen solo unas pocas capas de altura.

×