Fabricación de ciudades en Marte usando impresión 3D

Mars3dPrinting
Visualización de MARSHA, modelo de edificación para habitantes en Marte Foto: AI Space Factory

¿Puedes imaginar construir una casa  un edificio de 3 pisos en la Tierra y luego transportarlo hasta Marte? Bueno, la misma pregunta llevan haciéndola por años en pasillos  oficinas en la NASA y han concluido que la mejor forma es fabricar estos espacios habitables directamente sobre el planeta rojo. Para esto, deben contar con materiales como bloques, concreto y agua, mucha agua necesaria para preparar el concreto. De allí surge uno de los principales problemas, ¿dónde conseguir agua en Marte? Hasta ahora las misiones de exploración en nuestro planeta vecino no han podido determinar la presencia de agua en estado líquido ni sólido. A esto debemos sumarle que los astronautas deben fabricar la estructura vistiendo un pesado e incómodo traje espacial que reduce considerablemente su capacidad de movimiento y motricidad. Considerando estos escenarios, fue necesario pensar en un nuevo plan que involucre otro método constructivo y materiales disponibles en la superficie de Marte o fáciles de transportar desde nuestro planeta.


Con este reto en mente, la NASA creó el Desafío de fabricación en 3D de espacios habitables, con la finalidad de fabricar estructuras que faciliten la exploración espacial, inicialmente en la Luna y Marte. El desafío contempló varias fases entre 2015 y 2019, culminando con la fabricación de modelos de un tercio del tamaño de parte de dos equipos en la gran final. 


El equipo ganador, la empresa AI Space Factory demostró cómo fabricar una vivienda utilizando una técnica de modelado por deposición fundida basada en materiales termoplásticos muy resistentes a las condiciones climáticas presentes en la atmósfera marciana. De mi parte, espero ver este proyecto convertido en realidad en los próximos años para impulsar la llegada del hombre a este y otros planetas. Si quieres conocer más información al respecto te invito a ver los siguientes videos y recuerda, el límite de la impresión 3D es la imaginación.